Reseña 'Aristóteles y Dante se sumergen en las aguas del mundo' de Benjamin Alire Sáenz (Aristóteles y Dante 2) 🌎

 

Título: Aristóteles y Dante se sumergen en las aguas del mundo
Título original: Aristotle and Dante Dive into the Waters of the World
Autor: Benjamin Alire Sáenz
Sello editorial: Planeta
ISBN9786070780509
Páginas: 472
Año de publicación: 2021
Precio: $368

Serie Aristóteles y Dante
2. Aristóteles y Dante se sumergen en las aguas del mundo (2021)
 
SINOPSIS
Ahora, deben descubrir cómo cuidarlo y construir una relación en un mundo que parece desafiar su existencia. Ari ha pasado toda la preparatoria escondiendo su verdadero yo, manteniéndose callado e invisible. Pensaba que su último año sería igual, pero algo en él cambió cuando se enamoró de Dante. Ahora hace cosas que jamás pensó: tiene nuevos amigos, confronta a cualquier tipo de bully y no se queda callado ante nada. Y siempre a su lado está el soñador y perspicaz Dante, quien lo mismo consigue sacarlo de quicio que hacerlo suspirar. 
Los chicos están decididos a abrirse camino en un mundo que no los entiende, pero cuando Ari sufre una repentina y devastadora pérdida, sabe que deberá luchar como nunca para lograr la vida plena y feliz que siempre soñó.


Hace cinco años, cuando anunciaron que saldría una secuela de Aristóteles y Dante descubren los secretos del Universo, como fan del libro en ese momento, me opuse rotundamente. Para mí fue un gran ¡NO! ¿Por qué sacar una secuela de un libro que termina tan bien? ¿Por qué el autor pensó que una secuela de una historia que fue escrita impecablemente merecía salir a la luz?

Esas y muchas otras preguntas fueron las que rondaron por mi cabeza en 2016, año en que anunciaron este nuevo libro del que hoy hablaremos. Si bien, ha llovido mucho en los nueve años desde que fue publicado el primer libro, ¡hasta una pandemia nos tocó vivir! Por más que puse optimismo, este último año cuando se reveló la fecha de publicación, algo dentro de mí sabía que, todo saldría muy bien o iba a ser un total desastre.

Cuando comencé a leer el libro me atrapó tal y como lo hizo el primer libro, pero en menos de cincuenta páginas, ya había perdido la esencia y originalidad que tanto me encantó, tanto en historia como de personajes, y no hablo precisamente de Ari y Dante, sino de los personajes secundarios.

 
Me duele hablar del libro porque tenía esperanzas. Quería que fuera magnífico, que la historia de Ari y Dante tomara un rumbo diferente, quería que muchas cosas pasaran entre ellos, quería que me moviera todo, en fin, sentir algo. Pero nada de eso pasa, al menos no hasta las últimas páginas.
 
 Este libro si bien es una continuación, no es la que esperaba. Más bien fue un seguimiento de lo que ya conocemos, con la introducción de nuevos personajes y situaciones, que la verdad me resultaron decepcionantes.
 
Pasadas las 200 páginas,  para mí, la magia se había ido. Ni el propio Dante, a quien amo y admiro por su forma valiente de ver el mundo pudo salvar el libro.

No quiero meterme a detalles, pero, los puntos fuertes del libro son la confrontación y aceptación de Ari sobre su hermano quien si recordamos está en la cárcel por asesinar a una mujer trans (vaya desastre de trama mal lograda).
 

La aceptación de Ari como gay y el miedo a que las demás personas lo sepan también está presente y es entendible que sea algo que le afecte. La trama más fuerte es la descripción de los movimientos a finales de los años noventa de la comunidad LGBT+ sobre el VIH/SIDA, una "nueva" epidemia que todos atribuían a la comunidad, como bien sabemos y que hacía que el odio hacia  los gays aumentara.

El punto de quiebre en la historia llega en las últimas cien páginas, y si bien es triste, melancólico y muy especial, no consiguió hacer que el libro pueda salvarse para mí. No es porque no tenga corazón, es que fue muy repentino que solo me quede con una cara de, ¡A ver que! Esto no tiene sentido.

Algo que quiero destacar es que en la sección de agradecimientos, el mismo autor reconoce que escribir este libro fue sumamente difícil para él, por "x o y" razón. Coincido con sus palabras, a veces, aunque sintamos que queremos contar más de una historia, lo mejor es dejarla como está. Extenderla puede hacer lo que creo paso con este caso: arruinarla.
 

Claro que no todo es malo en esta novela, tiene sus momentos significativos que me dejaron pensando y con sentimientos encontrados. La relación entre Ari y Dante es lo más especial del libro al ver como evoluciona y se vuelve más fuerte y, es solo hasta el final en que descubrimos si están hechos el uno para el otro y si podrán seguir descubriendo los secretos del universo juntos.

En conclusión, esta novela no es para nada lo que esperaba. Me gustó narrativamente por lo ágil e impecable que escribe Benjamin Alire Sáenz, pero en historia, no logró atraparme y no la considero como una secuela que merezca la pena leer. No te perderás de mucho si no lo haces y tampoco te sentirás excluido cuando TODOS lo hagan.
 
Un gran desacierto por parte del autor y muchas oportunidades perdidas para hacerla de esta una secuela magnífica. Pero bueno, es lo que hay y ahora tendremos que vivir con ello. Me despido, pero antes les dejo lo más significativo que el libro me dejó:

Silencio = Muerte
Blog Divergente

En Blog Divergente encontrarás las noticias más recientes sobre literatura, adaptaciones, series de televisión, películas y más.

2 Comentarios

¡Deja tu comentario!
¡Tu opinión es muy importante para nosotros!
¡Exprésate con toda la libertad, pero siempre respeta la opinión de los demás!

  1. Hola.
    Siento mucho que no te haya gustado, a mi hay veces que tras leer un libro que ha acabado genial, luego anuncian una continuación y es peor.
    Por mi parte no he leído aun el primer libro, pero si que quiero hacerlo, otra cosa es saber cuando lo leeré.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola René! Formo parte de la iniciativa 'Seamos Seguidores'.
    Ya te sigo de vuelta. Tienes un excelente contenido. Mi blog es: https://blueshendrix.blogspot.com

    Un saludo.

    ResponderEliminar
Entrada anterior Entrada siguiente