Las mejores frases | Asesinato en el Expreso de Oriente, de Agatha Cristie

  • Eran las cinco de una madrugada de invierno en Siria. En la estación de Alepo estaba estacionado el tren que las guías ferroviarias llamaban pomposamente el Taurus Express.
  • «¿Cómo podría olvidar que en cierta ocasión me salvó usted la vida?».
  • Una ráfaga de viento frío barrió el andén. Ambos hombres se estremecieron.
  • El cuerpo... la jaula... es de lo más respetable, pero el animal salvaje asoma tras los barrotes.
  • Ese hombre me da mala espina. Duerme en el compartimento contiguo al mío y no me gusta. Anoche atranqué la puerta de comunicación. Me pareció oírle andar por el pasillo.
  • —Media hora después de medianoche tropezamos con la tormenta de nieve. Nadie pudo abandonar el tren a partir de entonces.
  • —El asesino, por tanto —anunció Bouc solemnemente—, todavía está entre nosotros.
  • —Entonces, ¿cómo explica que encontraran este botón?
    —No me lo explico, señor. Es un misterio.
  • El individuo que estaba dentro miraba de una manera furtiva por la rendija. Luego, cerró la puerta rápidamente.
  • Poirot se inclinó como un gato que va a echar la zarpa a un ratón.
    —¿De quién es, entonces?
  • Lo imposible no puede haber sucedido; por tanto, lo imposible tiene que ser posible, a pesar de las apariencias.
  • Durante unos minutos reinó un silencio de muerte.
  • —Entonces —anunció Poirot—, como ya he expuesto mi solución ante todos ustedes, tengo el honor de retirarme completamente del caso.
Divergente

En Divergente encontrarás noticias recientes sobre literatura, adaptaciones, series de televisión, películas y videojuegos.

1 Comentarios

¡Deja tu comentario!
¡Tu opinión es muy importante para nosotros!
¡Exprésate con toda la libertad, pero siempre respeta la opinión de los demás!

  1. Hola!! con esa frases me recuerdan mucho a cuando leí el libro y como me gustó, tengo pendiente ver la adaptación

    ResponderBorrar
Entrada anterior Entrada siguiente