Las mejores frases de 'El cuaderno de Noah' de Nichoas Spark ✍️


  • ¿Quién soy? ¿Y cómo acabará esta historia?
  • Ya ha salido el sol y estoy sentado junto a la ventana empañada por el aliento de toda una vida.
  • Nadie ha erigido un monumento en mi honor y mi nombre pronto caerá en el olvido, pero he amado a una persona con toda el alma, y con eso me basta.
  • Los románticos lo describirán como una historia de amor; los escépticos, como una tragedia.
  • Me levanto del sillón junto a la ventana, cruzo la habitación arrastrando los pies y me detengo delante de la mesa para recoger el cuaderno que tantas veces he leído.
  • Es la posibilidad lo que me mantiene con esperanza, no la garantía;
  • creo que en la vida todo es posible.
  • Se instaló en el balancín y empezó a columpiarse. Por pura costumbre, alzó la vista y miró a Orión, la Osa Mayor, Géminis y la Estrella Polar, que titilaban en el cielo otoñal.
  • Hacía tiempo que había aprendido a gozar de las cosas sencillas, cosas que no se podían comprar,
  • La naturaleza ofrecía mucho más de lo que el hombre tomaba de ella, y sus sonidos evocaban la esencia del ser humano.
  • Quedaron para el día siguiente, y también al otro, y pronto se hicieron inseparables.
  • Él la acompañó a casa y, tras darse las buenas noches en el porche, la besó por primera vez,
  • Cuando ella se fue al cabo de tres semanas, se llevó un pedazo de su corazón.
  • New Bern era ahora un ámbito embrujado, hechizado por el fantasma de los recuerdos de aquel amor.
  • Esa chica fue tu primer amor, y hagas lo que hagas, siempre estará presente en tu corazón.
  • Las nubes se estaban disipando y se dedicó a verlas pasar, preguntándose si había tomado la decisión correcta.
  • Tenía unos ojos «como las olas del océano»
  • La desdobló y se la quedó mirando unos momentos.
    —Esta es la razón —se dijo finalmente a sí misma—. Por eso estoy aquí.
  • El aislamiento en la naturaleza, lejos de la gente y de los objetos creados por el hombre, era un saludable ejercicio para el alma,
  • Encontraremos la forma de estar juntos.
  • —Solo se ha acabado el verano; lo nuestro no —le dijo Noah la mañana en que ella se marchó—. Lo nuestro nunca acabará.
  • Hay una parte de ti que mantienes cerrada, inaccesible a cualquiera que se te acerque, incluso a mí;
  • A veces, cuando me miras, sé que no me ves a mí sino a otra.
  • Los rayos del sol se filtraban entre los gigantescos robles y nogales, iluminando los colores otoñales.
  • La miraba con tal intensidad como para hacer que el resto del mundo se desvaneciera a su alrededor.
  • Contemplaron la puesta de sol y cenaron bajo las estrellas.
  • Recibía la visita del fantasma que había llegado a dominar su vida.
  • —¿Alguna vez piensas en aquel verano?
  • —¿Crees que sería posible volver a empezar?
  • «Noah quiere a Allie», dentro de un corazón;
  • Te estuve escribiendo durante dos años, y no recibí ni una sola respuesta.
  • —Supongo que todavía anhelo la clase de amor que compartimos aquel verano.
  • Recuerdo cómo pinté este cuadro aquel verano: dedicaba un rato cada día, retocándolo a medida que nuestra relación cambiaba.
  • Eso a lo que tantos otros solo aspiran, tú lo tienes.
  • Un minúsculo espacio de tiempo que quedó suspendido en el aire como hacen las luciérnagas en el cielo estival,
  • Noah alzó la vista hacia las estrellas; su titilante luz le recordó que muy pronto ella tendría que marcharse, y súbitamente sintió un enorme vacío en su interior.
  • Observó el primer rayo de sol con la cabeza recostada en su hombro, preguntándose si podía haber algo mejor en el mundo que aquel momento.
  • El cielo se desplegaba como una paleta de colores:
  • «Hay algo especial, casi místico, en el hecho de pasar las primeras horas del día en el agua»,
  • —Dime, Noah, ¿qué es lo que más recuerdas de aquel verano que pasamos juntos?
    —Todo.
  • Nos enamoramos, a pesar de nuestras diferencias, y de nuestra relación surgió algo genuino y hermoso.
  • Hacían que la vida valiera la pena.
  • Se regañó a sí misma por haber olvidado algo tan trascendental como el acto de crear belleza.
  • Era espectacular. Estaban literalmente rodeados de cisnes y patos salvajes.
  • Allie se entregó gozosa a la lluvia y echó la cabeza hacia atrás para sentir su arrolladora fuerza en la cara.
  • Alzó la vista y se echó a reír, abandonando cualquier intención de resguardarse del aguacero, y Noah se sintió mejor.
  • Se había vuelto a enamorar de Noah Taylor Calhoun, y que quizá, solo quizá, nunca había dejado de estar enamorada de él.
  • Lo digo porque te amo; siempre te he amado, más de lo que te puedes imaginar.
  • La razón por la que nos duele tanto separarnos es porque nuestras almas están enlazadas. Quizá siempre lo han estado y siempre lo estarán, quizás hemos vivido cientos de vidas antes que esta, y en cada una de ellas nos hemos encontrado.
  • Eso significa que este adiós es tanto un adiós por los últimos diez mil años como un preludio de lo que vendrá.
  • Volveremos a encontrarnos, y quizá las estrellas habrán cambiado sus designios, y no solo nos amaremos otra vez, sino que lo haremos por todas las veces que ya lo hemos hecho antes.
  • Allie levantó la cabeza de su hombro, lo miró con ojos soñadores, y Noah la besó con suavidad en los labios.
  • —Eres la respuesta a todas mis plegarias: eres una canción, un sueño, un susurro; no sé cómo he podido vivir sin ti todos estos años.
  • Soy tu madre y siempre lo seré, y eso significa que te querré toda la vida.
  • Las consecuencias de la decisión que tome durarán toda la vida. He de ser capaz de seguir adelante sin mirar atrás, no sé si me entiendes...
  • —No, no te entiendo si eso significa que voy a perderte.
  • —No quiero vivir el resto de mi vida pensando en ti y soñando lo que podría haber sido.
  • Me enseñaste el valor del amor, me enseñaste qué significa querer a otra persona, y sé que gracias a ello soy un hombre más completo;
  • La historia acaba aquí, así que cierro el cuaderno, me quito las gafas, y me froto los ojos.
  • Y cuando la miro, esa cara que conozco mejor que la mía, sé que yo he significado tanto o más para ella.
  • Lo único que necesitábamos era abrazarnos bajo el cielo estrellado.
  • Thomas, Whitman, Eliot, Shakespeare y el rey David y sus Salmos. Amantes de palabras, artesanos de la lengua.
  • La poesía aporta una gran belleza a la vida, pero también una gran tristeza, y no estoy seguro de que sea un intercambio justo para una persona de mi edad.
  • —Qué historia más bonita.
  • Sus ojos son verdes como las olas del océano.
  • Sé que sus palabras me dolerán, me arrancarán un trozo del corazón y dejarán una fea cicatriz.
    —¿Quién eres?
  • El reloj en la pared marca cada minuto, cada segundo, sonoramente. Me pregunto si soy el único que lo oye.
  • —Sí —prosigo—, estoy aquí por ti. «Y siempre lo estaré», pienso para mis adentros.
  • Eres un sueño, una diosa de la felicidad, una artista que ha tocado mil almas.
  • Walt Whitman.
    —¿Quién?
    —Un amante de las palabras, un escultor de pensamientos.
  • Una vida tan anodina y, sin embargo, tan extraordinaria...
  • Es una enfermedad estéril, tan vacía y seca como el desierto. Es un ladrón de corazones, almas y recuerdos.
  • En momentos de pena y sufrimiento, te abrazaré y te reconfortaré, tomaré tu tristeza y la haré mía. Cuando llores, yo también lloraré, y cuando te sientas herida, yo me sentiré igual. Y juntos intentaremos controlar la marea de lágrimas y desesperación para seguir avanzando y sorteando las accidentadas sendas de la vida.
  • Te quiero, Allie. Soy quien soy gracias a ti. Tú eres todas mis razones, todas mis esperanzas y todos los sueños que he albergado, y no importa lo que nos depare el futuro: para mí, cada día que estoy contigo es el más importante de mi vida.
  • El cielo estival estaba surcado por unos bellos trazos rojos que marcaban el final del día.
  • El día y la noche están unidos como muy pocas cosas lo están; no pueden estar el uno sin el otro, pero tampoco pueden existir a la vez.
  • Sé muy bien lo que significa vivir como la noche y el día, siempre juntos y eternamente separados.
  • El silencio es sagrado; tiene la capacidad de unir a la gente, porque solo aquellos que se sienten cómodos en compañía de otro pueden estar juntos sin hablar.
  • La vida es simplemente una colección de vivencias a las que les ponemos un título, cada una de ellas de una duración limitada;
  • la vida únicamente consiste en sentarme en un viejo banco junto a un río con mi mano sobre su rodilla y, a veces, en los días buenos, enamorarme.
  • —Nunca había visto nada tan bonito —dice. Estoy totalmente de acuerdo.
    —Yo tampoco —respondo, pero yo la miro a ella.
  • Nuestro amor es eterno.
  • Supongo que es el milagro del amor.
  • «Así es la vida, igual que las aguas de un río»,
  • tu respiración me guiará lentamente hacia el lugar donde sueño contigo, con el ser maravilloso que eres.
  • ¿Quién era yo para cuestionar un amor que estaba escrito en las estrellas y que rugía como las olas del mar?
  • Eres mi mejor amigo y además eres mi amante, y no sé qué parte de ti me gusta más.
  • Te amo mientras escribo estas líneas, y te amo ahora mientras las lees.
  • Abro las cortinas y la luna me mira, enorme y redonda, fiel centinela de la noche.
  • Cierro los ojos y me convierto en un barco intrépido, osado e invencible en medio de un mar agitado, y ella es mi vela.
  • En ese momento el mundo está lleno de magia, mientras noto cómo sus dedos buscan los botones de mi camisa y muy despacio, quizás incluso demasiado despacio, ella empieza a desabrocharlos uno por uno.
Blog Divergente

En Blog Divergente encontrarás las noticias más recientes sobre literatura, adaptaciones, series de televisión, películas y más.

Publicar un comentario

¡Deja tu comentario!
¡Tu opinión es muy importante para nosotros!
¡Exprésate con toda la libertad, pero siempre respeta la opinión de los demás!

Entrada anterior Entrada siguiente